Nuevos hospederos para el misterioso Pato Rinconero (Heteronetta atricapilla)

Posted on

 

rinconero
Pato rinconero macho.Author: Klaus Rudloff

El Pato Rinconero (Heteronetta atricapilla) es el único pato que parasita a otras especies para reproducirse, es decir, que no construye nunca nido propio.

Se distribuye en Argentina, Paraguay, el sur de Bolivia y la costa de Uruguay. En Chile, se encuentra desde la desembocadura del río Huasco hasta Valdivia.  También existen registros en la Provincia de Magallanes y desde el nivel del mar hasta los 600 m de altitud.
El Pato Rinconero habita en tranques y pantanos de agua dulce con abundante vegetación acuática, particularmente Totoras donde habitualmente pasa desapercibido por los observadores de aves. Nada bastante sumergido, dando un aspecto de estar recostado sobre el agua y con la cola caída. Su comportamiento es discreto, esquivo y poco común de observarlo en vuelo.

En Chile parasita nidos de Gaviota cahuil (Chroicocephalus maculipennis), Tagua de frente roja (Fulica rufifrons), Tagua común (Fulica armillata), y en menor cantidad, Pato negro (Netta peposaca), Huairavo común (Nycticorax nycticorax), Cisne coscoroba (Coscoroba coscoroba) y  Cuervo de pantano común (Plegadis chihi). Eventualmente podría parasitar otras especies, pero aun es una especie poco estudiada lo que ha mantenido por décadas el misterio de su reproducción.

Nuevos hallazgos

Científicos argentinos presentaron  en su articulo publicado en la revista The Wilson Journal of Ornithology (129(2):311-316 · June 2017) la fenología reproductora del Pato Rinconero  y una lista actualizada de huéspedes.  Se incluyeron a cinco nuevos anfitriones a la lista: Gran Grebe (Podiceps principal), Cigüeña de Maguari (Ciconia maguari), Pato gargantillo (Anas bahamensis), Perrito (Himantopus mexicanus), y en el Vari Huevetero (Circus buffoni). Los investigadores encontraron que las especies de anidación solitarias eran más propensas a ser parasitadas durante la época de cría que las especies de anidación en colonias.

766px-Circus_buffoni_male_pale
Vari Huevetero (Circus buffoni). Foto Claudio Dias Timm from Rio Grande do Sul
perrito-azocar
Perrito (Himantopus mexicanus). Foto Ignacio Azocar

El pato rinconero tiene una temporada de cría extendida en el centro de Argentina (agosto-febrero), ya que es capaz de utilizar una variedad de anfitriones que crían en diferentes momentos durante la temporada de cría. Con esta contribución, la nueva lista asciende a 23 ejemplares documentados.

Leer el articulo en PDF

 

 

 

Estudio revela alarmante disminución del Canquén colorado.

Posted on Actualizado enn

ruddy-headed_geese_matias_romano_7
Foto de © Matías Romano

De acuerdo con un nuevo estudio apoyado por Aves Argentinas, El Canquén colorado (Chloephaga rubidiceps) ha pasado de ser descrito como el ganso más abundante en la estepa patagónica a tener una población de alrededor de 800 individuos, una disminución del 90% . Las poblaciones continentales se enfrentan ahora a un futuro incierto a medida que la especie lucha por regresar porque su actividad reproductiva ha disminuido significativamente. Su primer anidamiento exitoso en la parte argentina de Tierra del Fuego se registró el año pasado, después de un período de 20 años sin la puesta de huevos registrados.

El Canquén colorado (Chloephaga rubidiceps) es la más pequeña de las cinco especies de gansos sudamericanos. Presenta dos poblaciones separadas y distintas genéticamente, una sedentaria que habita las Islas Malvinas/Falklands y otra migratoria que habita la zona continental sur de Sudamérica. Nueva información sugiere que dichos grupos deben ser considerados como unidades evolutivas significativas distintas. La población continental se reproduce en Patagonia Austral (Argentina y Chile) y pasa el invierno en la zona central de Argentina. Fue una especie muy común en la estepa magallánica antes de 1931, año en el que fue declarada “plaga agrícola” por el gobierno argentino junto a otras especies de cauquenes. Desde entonces, la población continental del Canquén Colorado declinó, convirtiéndose en una de las especies más raras de la estepa magallánica. Hoy en día, su población está categorizada como en peligro crítico en Argentina y en peligro en Chile. Se presentan resultados de seis censos terrestres realizados durante las temporadas reproductivas 2013-2014 y 2014-2015 en las provincias de Santa Cruz y Tierra del Fuego, Argentina (>4600 km, 70 días) y una revisión de la tendencia poblacional del Canquén Colorado desde principios de 1900. Contamos un máximo de 19 individuos en Santa Cruz y 49 individuos en Tierra del Fuego durante la temporada reproductiva. La literatura revisada indica que durante los últimos 40 años el tamaño de la población continental del Canquén Colorado ha sido de menos de 800 individuos, aproximadamente un 10% de la población estimada en el 1900. Dicha declinación coincide con el período posterior a la aplicación de técnicas de control y a la introducción de predadores exóticos en el área reproductiva de Tierra del Fuego. La investigación Revisó y analizó las acciones de conservación propuestas anteriormente que puedan tener un efecto positivo y rápido en la recuperación de los cauquenes. Se sugirió que la población continental del Canquén Colorado sea tratada precautoriamente como en peligro crítico hasta que los estudios genéticos determinen si está en presencia de una nueva especie ‘En Peligro Crítico’.

Leer artículo en PDF

La misteriosa presencia del pato castaño en Chile

Posted on

Southern Pochard (Paturi Preta) Netta erythrophthalma
Pareja de patos castaños (Netta erythrophthalma) São Mamede, PB, Brazil. Foto de John Medcraft

El pato castaño (Netta erythrophthalma) se encuentra mayormente en Africa, donde su población se estima entre 30.000 y 70.000 individuos. También habita en el norte y el este de America del Sur.

La población de america de sur (Netta e. erythrophthalma) está mas localizada, con poblaciones reproductoras en las costas del Caribe, la costa Pacífico, los Andes desde Venezuela hasta Argentina, y en la costa atlántica de Brasil.

Las estimaciones de los números totales en América del Sur, suponen cerca de 25.000 aves, aunque la falta de datos podrían estar sobrestimando los números reales. La especie ha estado disminuyendo su población y contrayendo su rango en Sudamérica desde los años setenta.

conservacion_990

Un análisis de la distribución y el estado actual del pato castaño del Sur en América del Sur sugiere una disminución importante en la mayor parte de su rango, particularmente en los Andes, la costa caribeña y las tierras bajas del Pacífico, sin registros confirmados recientes de la mayor parte de Colombia y Perú, En Ecuador.

En  Venezuela está disminuyendo y en Argentina siempre han sido bajos. En Brasil la especie es todavía numerosa, pero aparentemente está disminuyendo. La caza y la pérdida de hábitat por sedimentación, dragado y destrucción de vegetación ribereña parecen ser las principales amenazas.

La investigación de Freile y colaboradores, 2016, sugiere que los actuales números máximos son de 10,000 individuos en América del Sur (aunque potencialmente tan sólo 5.000), haciendo necesario actualizar y revisar el estado de conservación de esta subespecie suramericana.

Southern Pochard (Netta erythrophthalma)
Macho adulto de Pato castaño.

En Chile hay solo 3 registros; en 1887(Arica), 1992(Tranque San Rafael, Chacabuco) y 1998(Arica), pero sin evidencia concreta como fotografías o pieles. Esta especie puede haber existido en el norte de Chile, pero ahora sería mucho más difícil encontrarla porque la población de este pato estaría disminuyendo.

En el numero 20(2015) de la Revista La Chiricoca, se sugiere eliminar esta especie de la lista de las aves de Chile por la falta de evidencia. Esta especie tampoco pudo ser detectada durante los censos de aves acuáticas de Chile entre el año 2005 y 2010.

Para conocer mas sobre la distribución y estatus de esta especie puede leer el articulo publicado por Freire et al, 2016. 

 

 

Cientificos alertan el creciente aumento de la cotorras argentinas en España y Chile Expertos Chilenos exigen que se controle ya a las cotorras

Posted on Actualizado enn

cotorraRuidosos, aclanados, patoteros, inteligentes, invasores, agresivos pero simpáticos. Plaga. Todos esos calificativos utilizaron los ornitólogos Michel Sallaberry y Juan Carlos Torres para referirse a las cotorras argentinas, que en los últimos años se han reproducido exponencialmente por las distintas comunas del Gran Santiago.

Por separado, y entregando distintos motivos, el doctor y docente del departamento de Ciencias Ecológicas de la Universidad de Chile y el biólogo integrante de la Unión de Ornitólogos de Chile hicieron llamados urgentes a las autoridades para que tomen medidas de control con esta especie, que pasó de ser mascota en los “80 a volar hoy con total libertad por el aire capitalino, con un ritmo de crecimiento que parece no tener techo, ya que en la ciudad al menos no tiene depredadores.

Su efecto local

Los especialistas coincidieron en que urgen estudios sobre los efectos concretos y los que podrían venir de su presencia en el país, pero agregaron que la observación los lleva a creer que ya genera daños en distintos ámbitos, aunque los peores estarían por venir.

Torres, por ejemplo, comentó que este tipo de loros se alimenta de brotes y frutos, que arranca sin importar que estén maduros. Por lo mismo, asegura que ya es odiado por los dueños de casa que tienen árboles en sus propiedades. No obstante, su temor es que en los próximos años comience a desplazarse a los campos y empiece a perjudicar gravemente los cultivos, como ya ocurrió en Estados Unidos, donde comenzaron a tomarse medidas de control.

Sallaberry, en tanto, afirma que el carácter agresivo de las cotorras ya ha significado el desplazamiento de uno de los tres tipos de loros endémicos del país, el choroy, que hasta hace unas décadas todavía se apreciaba en la ciudad en determinadas temporadas.

Se puede cazar, pero…

Desde el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) recordaron que la cotorra argentina está clasificada en el artículo 6° del reglamento de la Ley de Caza como una “especie perjudicial o dañina, lo que implica que puede ser cazada o capturada durante todo el año, en todo el territorio nacional y sin limitación en el número de ejemplares”. “Eso sí, no hay que olvidar que la caza está prohibida en el área urbana, salvo que el SAG lo autorice previamente”, agregaron.

Para los especialistas, esta salvedad provoca que el SAG no intervenga, por no tratarse aún de una complicación agrícola, lo que deja en tierra de nadie el control.

“En Chile nadie se hace cargo y los científicos decimos que esto ya es un problema serio (…) El control hay que hacerlo ahora, cuando aún son relativamente pocos”, planteó Torres, que homologó el caso con lo que ocurrió con las avispas chaquetas amarillas, internadas en los “70 y en la que el SAG recién intervino en el 2000.

Los ornitólogos añaden que la forma es enrejar sus nidos, que son comparados con “fortalezas” y “laberintos” de palos y ramas, que hacen que sólo ellas puedan acceder.

“Hay que tomar medidas prontas de erradicación, de control, de eliminación de nidos, hacer estudios de mitigación”, añadió Sallaberry, que además pidió a las autoridades asumir la realidad y enfrentar la plaga como tal, “y no como hacen algunos alcaldes, que las encuentran lindas y les construyen hasta casitas en las plazas”, apuntó.

En España: La plaga de cotorras argentinas llega a los 20.000

La plaga de la cotorra argentina, un ave exótica catalogada como invasora, se ha plasmado por primera vez en cifras: En España hay cerca de 20.000 ejemplares. Es la principal conclusión del censo que han elaborado unos 600 voluntarios de SEO/BirdLife en 450 municipios españoles. Las provincias de Madrid y Barcelona son las provincias más afectadas. En la primera se han detectado 2.091 nidos, lo que supone entre 5.875 y 6.643 ejemplares. En el caso de la provincia barcelonesa, se ha localizado 2.092 nidos y entre 5.525 y 6.248 aves.

COTORRA-ARGENTINA203

“Dentro de las aves introducidas, se trata probablemente de la especie que más ha crecido”, sostiene Juan Carlos del Moral, coordinador del Área de Estudio y Seguimiento de Aves deSEO/BirdLife. Y en el proceso de expansión la mano del hombre ha sido imprescindible, de ahí que muchos especialistas prefieran hablar en este tipo de casos de especies introducidas y no invasoras, como se califican en la legislación.

La cotorra argentina (Myiopsitta monachus) llegó hasta Europa como mascota. Y las sueltas (accidentales o voluntarias) han hecho que colonice muchas ciudades. SEO/BirdLife ha localizado ejemplares en libertad en “125 municipios de 25 provincias que se encuentran en 15 comunidades autónomas”. Hasta el medio natural han llegado a través de esas sueltas “individuales”, resalta del Moral. “Estas aves no hacen migraciones, son bastante sedentarias”, detalla. Es decir, su expansión por la Península no procede de un solo núcleo de población.

Desde 2013, la cotorra argentina está incluida entre las especies “cuya posesión, transporte, tráfico y comercio están prohibidos”, ha indicado esta organización no gubernamental. Pero del Moral destaca que prácticamente no se han realizado labores para su “erradicación eficaz”. “Ahora el problema se ha desmadrado”, opina. “Y se tendrá que gastar el dinero de todos para eliminarla”.

Climas templados

La cotorra argentina procede las zonas templadas y subtropicales de Sudamérica. En España, según refleja el censo de SEO/BirdLife, las principales poblaciones están en Cataluña, Madrid, Andalucía, Comunidad Valenciana y Murcia, donde el clima es más parecido al lugar de origen. “Es una especie muy visible porque está ligada a núcleos urbanos”, indica del Moral. Además, suelen ser muy ruidosas.

Los primeros ejemplares se detectaron en España en 1975, en la ciudad de Barcelona. Pero el incremento generalizado en todo el país no llegó hasta diez años después.

Del Moral afirma que, como el resto de especies exóticas, la cotorra argentina “tiene un efecto negativo sobre el resto de la flora y fauna”. Afectan a los nidos de otras especies y “llegan a secar árboles”, ya que consumen los brotes. “El problema ahora el volumen que se ha alcanzado; solo en Madrid hay más de 2.000 nidos y 200 puntos de cría“.

El censo, el único de estas características que se ha realizado en España, lo ha elaborado SEO/BirdLife en colaboración con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, que ha aportado financiación para este estudio.

Definen la ruta de migración, el lugar de invernada y rol del Fiofío para regenerar el ecosistemas dañados por el fuego y la actividad volcánica.

Posted on Actualizado enn

Victor-con-el-Fio-blanco-azul-el-aniodesuprimer-capturafoto-de-Susana-Bravo
Víctor Cueto con un fiofío que forma parte del estudio. Foto: Susana Bravo.

Vuela más de 5 mil kilómetros por los cielos sudamericanos, dejando atrás viejas creencias. Pero además, esta especie resulta una pieza clave para regenerar el ecosistema del bosque patagónico dañado por incendios, actividad volcánica o distintos cataclismos. Es el fiofío (Elaenia albiceps), un ave migratoria que viene en verano a tener cría en la región austral de Argentina y Chile desde el noreste de Brasil.

Además de conocer detalles del viaje migratorio, los investigadores también hallaron que desempeñan un papel vital en áreas que habían sido devastadas por el fuego o distintas catástrofes. “Encontramos que el fiofío es la principal especie dispersora de semillas de arbustos en los bosques andino-patagónicos y que su actividad sería de suma importancia para la dinámica de regeneración del bosque”, señala Susana Bravo.

Detectar cómo vuelven a la vida numerosas zonas arrasadas por cataclismos no es menor dado que la Patagonia se ve afectada con asiduidad por incendios, avalanchas, actividad volcánica y terremotos que remueven grandes extensiones del bosque. “Allí, los arbustos son quienes comienzan nuevamente la regeneración. El papel de estas pequeñas aves que llegando de a miles de individuos cada verano se vuelve fundamental. Asimismo, muestra que estas aves están íntimamente ligadas a la dinámica del ecosistema y no como meros visitantes”, remarca Bravo, quien trabaja junto con Cueto.

Llegan en octubre

Fiofio-Silbón-fotoVictorCueto
Fiofío. Foto: Victor Cueto.

Puntualmente, cada año a mediados de octubre bandadas de fiofíos arriban a los bosques patagónicos para reproducirse. Las esperan los científicos en distintos puntos de Chubut en la Argentina y en la isla Navarino en Chile, quienes desde hace tiempo siguen sus pasos, a través de geolocalizadores, dispositivos que se colocan al dorso de las aves y que brindan datos de su ubicación, permitiendo seguir su itinerario.

Al año siguiente, cuando se espera en los bosques andino-patagónicos el regreso de las bandadas, se aguarda con impaciencia detectar entre cientos, algunos de los setenta individuos a los cuales se los cargó con el dispositivo que contiene toda la información de su vuelo. Fue así como Cueto y su equipo ha ido reconstruyendo por dónde habían andado los fiofíos. Aún recuerda, la emoción que sintió al “comprobar que un ave había migrado desde Esquel hasta la zona de Espíritu Santo en Brasil. Fue un momento inolvidable, que bien valió los días que pasamos en el campo. Por supuesto, a la noche hubo brindis y muchos mensajes entre el grupo de trabajo y con otros colegas con quienes compartimos la pasión de conocer algo de la biología de las aves”.

Entre los integrantes de este grupo de trabajo se encuentran Cristian Gorosito y Juan Sebastián López Duque, en tanto que desde la Universidad del Comahue, en Bariloche, Guillermo Amico ha colaborado en estudiar cómo es el papel del fiofío silbón en la dispersión de la planta Aristotelia chilensis o maqui, típica de las zonas australes de la Argentina y Chile. Este arbusto se ha encontrado que germina en zonas abiertas ya sea porque fueron arrasadas por el fuego u otras calamidades. “La lluvia de semillas generadas por Elaenia albiceps (fiofío) fue la de mayor densidad en estas áreas”, indica el estudio publicado recientemente por Plant Ecology por Bravo, Cueto y Amico.

Fiofiomostrandoanillos-de-colores-para-identificarlosencampofotoVictor-Cueto
Fiofío con anillos de colores para ser identificado en el campo. Foto: Victor Cueto.

Los frutos carnosos de esta especie vegetal son unos de los que consume a diario el fiofío  en su llegada a la Argentina, donde no es un visitante más, sino que, según estos estudios, resulta estratégico para sembrar a su paso semillas de especies arbustivas que son de suma importancia para la regeneración del bosque andino-patagónico tan castigado por cataclismos. Esta ave migratoria de largas distancias, es pequeña en tamaño, pero poderosa en sus efectos. Y aún puede deparar mayores sorpresas a medida que continúen los estudios científicos.

REFERENCIA: Do animal–plant interactions influence the spatial distribution of Aristotelia chilensis shrubs in temperate forests of southern South America? Susana P. Bravo, Victor R. Cueto & Guillermo C. Amico.Plant Ecology An International Journal , 216, 3 Plant Ecol (2015) 216:383-394.

Leer articulo completo: Descargar PDF

Estudio confirma cruce de Gaviotines árticos por los Andes de Chile: Viajando desde el Océano Pacifico hacia el Atlántico

Posted on Actualizado enn

gaviotin-articoUtilizando geolocalizadores se estudiaron las migraciones del Gaviotín ártico (Sterna paradisaea) en sus rutas migratorias desde Alaska. La investigacion incluyó el seguimiento de 20 individuos entre los años 2007 y 2009. Los gaviotines migraron al sur por las costas del norte y Sudamerica. Al migrar por las costas de Chile, cambian su ruta y cruzan al este a través de los Andes y hasta las ricas zonas de alimentación en el océano atlántico (Argentina).

migracion-gaviotin-artico

Migración del gaviotin ártico

El gaviotín ártico es conocido por su migración; vuela desde su área de cría en el Ártico hasta Tierra del Fuego, y después vuelve otra vez a sus sitios de nidificación. Este viaje expone al ave a dos veranos por año, y por ello, a más luz del día que cualquier otra criatura del planeta. El seguimiento de individuos mediante geolocalización indica que algunos recorren distancias superiores a 80.000 km anuales.

Los gaviotines árticos suelen comenzar su migración cuando el día se vuelve más corto en dirección al círculo polar antártico donde los días se comienzan a alargar, volando a una gran distancia de la costa. Por lo tanto, fuera de la época de apareamiento sólo raramente se los ve desde tierra firme.

Sterna_paradisaea_distr_mig

REFERENCIA: Trans-Andean passage of migrating Arctic Terns over Patagonia. DUFFY, D.C., MCKIGHT, A. & IRONS, D.B. Marine Ornithology 41: 155–159 (2013)

Leer articulo completo: Descargar PDF

UN PATO QUE TAMBIEN APARECIO EN CHILE:

Posted on Actualizado enn

¿Por qué el gobierno británico gasta 5.000 dólares para matar a este pato?

pato-rana

Las autoridades iniciaron hace cinco años una campaña de eliminación del “pato rufo o tepalcate”.

En la actualidad quedan sólo unos 40 ejemplares, a quienes les dan “los días contados”.

BIRDWATCHING: PAJAREAR EN SERIO

Posted on Actualizado enn

Los observadores de aves están creciendo rápido en Chile motivados por condiciones naturales que, aunque no ofrecen una gran cantidad de especies, sí permiten encontrar ejemplares únicos en el mundo. Desde el norte a la Patagonia, estos son los birdwatchers chilenos, hombres y mujeres que siguen pájaros.

por Mónica Stipicic H.(Diario La Tercera: Sabado 26 de Julio)

NUEVA BACTERIA EN FECAS DE AVES:

Posted on Actualizado enn

valdi

Científicos de la Universidad Austral de Chile (Valdivia) descubrieron un nuevo tipo de bacteria bautizada como: Helicobacter valdiviensis en fecas de Tiuque, Bandurria y Queltehue.

bandurriatiuque

Aunque la especie más estudiada ha sido Helicobacter pylori, otros Helicobacters se han vuelto cada vez más importante en los últimos años como patógenos emergentes y como agentes zoonóticos potenciales asociados con las enfermedades inflamatorias intestinales, enfermedades hepatobiliares, enfermedades de las arterias coronarias, gastritis y pioderma gangrenoso como úlceras. El trabajo fue publicado recientemente en “International Journal of Systematic and Evolutionary Microbiology” de Junio de 2014 y describe su identificacion genetica.http://ijs.sgmjournals.org/content/64/Pt_6/1913.full

UNA NUEVA ESPECIE DE GOLONDRINA DE MAR DESCUBIERTA EN CHILE

Posted on Actualizado enn

golondrina-pincoya

Pese a que desde hace varios años se sospechaba de la existencia de una forma distinta de “golondrina de mar” que habitaba solamente en el Seno de Reloncaví, en las proximidades de Puerto Montt, un grupo de científicos extranjeros encontró en las costas del sur chileno un nuevo tipo de ave marina.Oceanites_pincoyae

El equipo formado por Peter Harrinson, Shirley Metz, además de los investigadores neozelandeses Karen Baird, Chris Gaskin y Michel Sallaberry de Chile, estuvieron en la zona analizando, fotografiando y capturando algunos ejemplares cuyo plumaje es principalmente negro con la zona anterior de la cola y bajo las alas blanco.

Según los investigadores, hace 40 años que no se descubría una nueva especie de aves marina para la ciencia a nivel mundial.Auk-Pincoya-cover

La especie fue bautizada como: Oceanites pincoyae y su nombre común Golondrina de mar Pincoya en alusión a la figura mitológica de la Isla de Chiloé “La Pincoya”.

El articulo con la descripción fue publicado en 2013 en la revista Auk:130 (1): 180-191: http://alvarosadventures.com/…/Harrison-et-al-2013-auk.2012…

Y la historia previa al articulo científico:http://www.redobservadores.cl/pdf/10/ch_10_part6.pdf

Mas fotos: http://www.apex-expeditions.com/a-rare-event/